Vestidores personalizados

Vestidores personalizados
Entre las tareas que proponen los carpinteros que le presentamos en Granada, se halla la realización de vestidores personalizados. Se trata de trabajos de alto valor para la consecución de espacios ideales para el almacenamiento y la correcta conservación de ropa y complementos, como bolsos, sombreros, etc. Los vestidores han de ser perfectamente adecuados a los gustos de lis clientes, de manera que hallen siempre el elemento que estaban buscando. Los vestidores son una instalación de gran interés para muchas personas, especialmente para todas aquellas que poseen una buena cantidad de ropa y les gusta conservarla en buenas condiciones.

Estos espacios también permiten el paso al interior, al menos cuando se diseñan para estos fines, un paso que permitirá entrar a un espacio muy especial, dotado de espejos y de cualquier complemento para hacer más cómoda y funcional la estancia. Los armarios empotrados y vestidores pueden ser solicitados con materiales muy diferentes, aunque la madera es uno de los habituales.

Otra de las características es que suelen darse en edificios de obra, practicándose la estructura del armario en un hueco existente. Otra de las posibilidades es realizarlo en una habitación en la que no hay hueco. En este caso, se llevará a cabo una pequeña obra con pladur o materiales semejantes, obra que servirá para la disposición del vestidor. Cuando se requieren estos trabajos, las habitaciones habrán de ser grandes para permitir la disposición del vestidor.

Asimismo existen la posibilidad de adaptar pequeñas habitaciones a vestidores. Hay casas en las que existen pequeñas habitaciones o estancias en completo desuso, o utilizadas como trasteros. En estos casos pueden aprovecharse como vestidores. Tengan la forma que tengan, siempre se hallarán opciones para una adecuada disposición de los elementos. Póngase en contacto para solicitar precios por armarios empotrados, así como otras muchas posibilidades.

Distintos tipos de puertas para armarios empotrados

Distintos tipos de puertas para armarios empotrados
Personal especializado en carpintería le ofrece en Granada, a diario, alternativas para la puesta a punto de su hogar en una de las facetas más importantes. Los carpinteros le proporcionarán también asesoramiento sobre los distintos tipos de puertas para armarios empotrados, elementos esenciales de un tipo de armario que es el elegido por gran número de clientes. La estructura previa a los armarios de esta clase suele venir realizada de obra. Cuando se construyen los pisos, casas, etc., los especialistas en pladur realizan una oquedad de tamaño variable, pero generalmente extensa, sobre la que posteriormente irá implantada la estructura de madera del armario. No solo hay armarios empotrados de obra, sino que también pueden realizarse con posterioridad.

En todo caso, los trabajos deberán ser realizados por carpinteros especializados, quienes le informarán sobre toda particularidad de los materiales utilizados en la creación de las estructuras. Refiriéndonos a las puertas, hay que distinguir básicamente entre tres tipos: las puertas correderas, las batientes y las plegables.

Estas últimas se repliegan sobre hojas y suponen una versión a medio camino entre los otros tipos de puertas. Las más prácticas y estéticas son las puertas correderas, puesto que no ocupan espacio y ofrecen una estética de gran interés. Su espesor puede ser mayor al de otras clases de puertas. Son además, de gran funcionalidad.

Las puertas correderas se montan sobre guías que, como es lógico, deben estar perfectamente ensambladas a la estructura. Al deslizarse a derecha o izquierda, de forma paralela al muro, son especialmente cómodas incluso en habitaciones pequeñas. El espacio de la habitación o dormitorio es algo que hay que tener muy en cuenta a la hora no solo de elegir el armario más apropiado, sino también los elementos que integrará este, como son las puertas. Contacte en Granada y obtendrá información sin ningún compromiso.

Instalación de tarima flotante

Instalación de tarima flotante
Si está haciendo reformas en su hogar debe saber que la instalación de tarima flotante puede hacerla usted mismo, si tiene algunas nociones, o bien dejarlo en manos de un profesional en albañilería o en carpintería.

Estas tarimas son muy utilizadas debido a que son confortables, fáciles de instalar, resistentes y atractivas estéticamente, son ideales para instalar en una vivienda o en una oficina.

Las tarimas pueden fijarse a la superficie ya existente, la cual no es necesaria retirar, y puede hacerse con adhesivo plástico, con clavos o con clips. Es importante que las láminas se acoplen unas con otras.

Para instalar una tarima flotante se necesitan una serie de herramientas como adhesivo para su montaje, cinta, una falsa escuadra, una hoja de madera, un martillo, una sierra de calar, una lija o una palanqueta para tarima, entre otras.

Lo primero que hay que hacer es aislar el suelo tanto térmica como acústicamente a través de un aislante especial como podría ser la espuma de polietileno. Antes es fundamental asegurarse de que el suelo está totalmente seco y limpio.

A continuación ya pueden comenzarse a poner las láminas, si sobrara espacio por algún lado solo hay que recortar una lámina o las que sean necesarias para ajustarlas, dejando siempre un margen con la pared de unos centímetros.

Cuando se termine la instalación de una tira, se procederá a la siguiente, y así sucesivamente, intentando evitar que coincidan las uniones de una fila con otra y hasta que se complete todo el suelo.

Una vez estén instaladas las láminas se retirarán las cuñas y habrá que colocar los zócalos. Para fijar las piezas de los rodapiés en las paredes habrá que poner algo de adhesivo en la parte de atrás de las piezas, así la junta de dilatación quedará cubierta.

Una vez se finalice la instalación uno de los últimos pasos será extender un producto que ayude a conservar la última capa de madera de la tarima flotante.